Conversación Fernando Castro Flórez y Anna Bella Geiger

Conversación Fernando Castro Flórez y  Anna Bella Geiger

Sábado 7 de octubre a las 12 horas. Entrada libre

Con motivo ABIERTO VALENCIA y la apertura de las galerías en la Comunidad Valenciana, Aural participa con la exposición “Circa MMXVII-XVIII. Passagens” de la artista brasileña Anna Bella Geiger, muestra que tendrá lugar en dos sedes simultáneas: en Valencia, en la sala del Tossal, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Valencia, donde podremos disfrutar de las obras más conocidas y emblemáticas que comprende entre los años 70 y 80; y en Alicante, con su segunda individual en el espacio de la galería, donde se mostrará obra más reciente de la artista.

Pasajes, lugares de tránsito, el viaje, el éxodo, la identidad, el tiempo, la experiencia, el camuflaje, el territorio, la geografía, lo cartográfico, lo decolonial o las cuestiones sobre el papel que ejerce el arte o el artista en la sociedad, son el punto de partida para reflexionar sobre los discursos alternativos que paralelos a la historia oficial.

Anna Bella Geiger (Río de Janeiro, 1933), una de las artistas brasileñas más consideradas en la escena internacional, presenta una serie de trabajos realizados entre los años 1974-1980. Aunque sus inicios en los años 50 fueron abstractos, en sus primeras estancias en Nueva York, se vio estimulada por las cuestiones planteadas por el arte conceptual, entrando en contacto con personalidades como Vito Acconci y Joseph Beuys. Es en los años 70 cuando el principio cartográfico se sitúa como instrumento privilegiado de una visión crítica de la situación no sólo política sino también de cuestionamiento del sistema del arte. En esta etapa formula: “Lugar de acción- debajo del Ecuador, Trópico, aquí. Aquí no habita el espacio de poder del arte internacional. Aquí no se hicieron las teorías, no se establecieron las lecturas, no se construyó la historia. Aquí está el margen. Ex -colonia periférica. Pues aquí nos dice que lo internacional no es necesariamente universal. Y aquí se hace arte”.

Su producción en estos años está marcada por un carácter altamente experimental y desarrolla los dos grandes temas que se repiten en unas propuestas que recurren a las series como fórmula de representación: los mapas y la revisión de los estereotipos culturales, donde nos enseña otro Brasil: el de las minorías, el del postcolonialismo, el de las mujeres, el de los territorios olvidados y los discursos culturales clandestinos.

La artista revela las contradicciones del sistema representacional de la cultura y desconfía de la misión pedagógica de la imagen del nativo de Brasil que durante la dictadura, se potencia con la idea de latinidad.

Anna Bella cuestiona los mapas dados, los reescribe mostrando el proceso, las etapas, los cartografía, los documenta, los altera y los visibiliza mediante recursos, procedimientos y lenguajes que le permiten dar un giro al relato hegemónico en tanto concepto espacial y revisar el concepto político de dicho espacio. El mapa es la representación de un territorio tanto mental como político, económico, social y sentimental que, en su reverso, implica también “comprender cómo nació Occidente y cómo se fundó el orden mundial moderno”, puesto que la herida colonial señala las ausencias con las que se ha narrado la historia.

Según Annateresa Fabris “Geiger opta por la organización de su poética en series temáticas. Lejos de estructurar una secuencia cronológica, su trabajo articula tiempo y series diferentes que discurren entre conceptos de mutación y permanencia. Mutación en cuanto referencia a la historia y permanencia en cuanto que se somete al concepto de tiempo y de regularidad. Estos dos movimientos están presentes en la poética de Anna Bella Geiger que, a través de sus diversas series, parece aspirar a una única serie constituida por diferencias que remiten a una lógica combinatoria”. La gran serie perseguida por la artista, es una serie abierta en varios sentidos: por articular un discurso territorial en el cual se confrontan los conceptos de identidad y alteridad; por reproducir en situaciones diferentes imágenes provenientes del propio repertorio o de otros artistas; por estructurar, a partir de la similitud, un conjunto de referencias regidas por la voluntad de negar la posibilidad de cualquier sistema unitario o jerárquico, tanto en término conceptuales como visuales.

Al organizar su poética en series temáticas moviliza una concepción del arte próxima a una visión arquetípica: la repetición diferencial asume el papel de establecer un diálogo entre presente y pasado, y permite definir la identidad que reconoce su propia historicidad al colocar en el centro del proceso creador el cambio y la permanencia. La artista, pues, asume un posición crítica en relación a la ideología originaria de la vanguardia, lo cual no significa que para ella, el ejercicio del arte no sea un desafío constante, una actitud experimental, gracias al cual la técnica se convierte en una práctica de riesgo y no quedarse como mera posibilidad dada de antemano.

Piezas como la mítica obra Brasil nativo/Brasil extranjero, The Bride met Duchamp. Diario de um artista brasileiro (1975), los videos Passagens II y II (1974), Mapas elementares (1976); Series como Situações-Limite (1975), Camuflaje (1980), o la dedicada a Rrose Sélavy mesmo (2014_2017) forman parte de una selección de piezas representativas de la artista que presentamos con motivo de ABIERTO VALENCIA en la sala el Tossal del Ayuntamiento de Valencia y como extensión de la exposición que presentamos el 7 de octubre en la galería.

En esta, su segunda individual en Aural, ofrecemos un proyecto que dialoga entre presente y pasado sin un orden cronológico sino de índole conceptual. Obras de reciente creación que revelan su constante preocupación por los temas señalados que siguen siendo la principal problemática de su poética: las delimitaciones culturales, históricas, sociales, políticas y económicas.; la identidad cultural relacionada con el espacio vivido y con el territorio o lugar de pertenencia; las migraciones y éxodos, los lugares de tránsito o el lugar que ocupa el artista en la sociedad.

En 2014 presentamos su primera individual en España bajo el título ANNA BELLA GEIGER: CIRCA MMXIV, nem mais nem menos y en 2016 el CAAC de Sevilla organiza una gran exposición individual Anna Bella Geiger: Geografía física y humana actuando como comisaria Estrella de Diego con la colaboración de la galería Aural y Henrique Faria de Nueva YorK, exposición que se inaugura en La Casa Encendida de Madrid el 27 de septiembre de 2017 y viajará al MUNTREF de Buenos Aires en 2018.

 

Excmo Ayto. de Alicante - Concejalía de Cultura