Sobre el edificio

Emplazamiento y breve descripción del edificio.

El nuevo edificio del MACA se eleva sobre un solar de 1127 m2 de superficie total abriéndose a la plaza que conforma la monumental Iglesia de Santa María, en pleno corazón de la ciudad medieval, e integrando en el conjunto la Casa de la Asegurada.

La Casa de La Asegurada, situada entre la Calle Instituto y la Calle Balseta, es el edificio civil más antiguo de la ciudad y uno de los más sobrios ejemplos de la arquitectura barroca valenciana, como correspondía a las características de su destino inicial: ser granero municipal o pósito de trigo. En la planta baja se situaban los almacenes de la harina; en el primero, las oficinas y en el segundo, el granero. El edificio construido en 1685 se resuelve en tres plantas y cada una de ellas en tres crujías paralelas a la fachada principal con cuatro líneas de carga, dos de las cuales, las interiores, cuentan con dos pilares exentos y tres arcos de medio punto cada una de ellas. Los arcos descansan sobre pilares rectangulares de fuste liso con marcado zócalo e imposta. La fachada presenta igualmente tres vanos por planta abriendo los de las plantas superiores a balcones. La estructura general, de muy simples líneas, no variará en lo fundamental a pesar de las distintas utilizaciones de que fue objeto a lo largo de su historia. Fue sede del Concejo Municipal desde 1691, cuando quedó destruido el Palacio Consistorial por los bombardeos franceses hasta la terminación de las obras del nuevo Consistorio; también fue Parque de Artillería y Cárcel. En 1845 queda convertido en Instituto de Segunda Enseñanza y en 1893 pasará a ser Escuela Profesional de Comercio. Desde los años 50 de este siglo queda sin destino hasta que en 1966 se propone como sede del Archivo Municipal. Las obras de acondicionamiento se prolongan hasta 1976. Es entonces cuando interviene Eusebio Sempere y considera la Casa de La Asegurada el mejor emplazamiento para la exhibición de la Colección Arte Siglo XX que el mismo artista donaría a la ciudad. El Museo de La Asegurada abrió sus puertas el 5 de Noviembre de 1977 convirtiéndose entonces en uno de los primeros museos de arte moderno en España.

Tras una laboriosa restauración, la Casa de la Asegurada da entrada y sentido al nuevo MACA, que ocupa el total de la manzana. Un solar de forma sensiblemente trapezoidal, limitando con la Calle Villavieja al sur, la Calle Barceló en su lindero este, la Calle Balseta en el norte y la Calle Instituto en el oeste.

El Museo tiene 4.680 m2 de superficie total construida y cuenta con cuatro plantas sobre rasante y dos sótanos, salvando así la gran pendiente que existe entre la cota trasera y el nivel de acceso, no en vano, el museo se instala en las faldas del monte Benacantil, al pie del impresionante Castillo de Santa Bárbara.

El conjunto construido es un volumen compacto que conserva en la fachada principal tanto la altura de la Casa de la Asegurada como el tratamiento de la piedra. El espacio interior se resuelve mediante la proyección sincopada de espacios horizontales y verticales que crean una diagonal buscando el recorrido cenital de la luz hasta llegar a las cubiertas donde se abren unas cajas de vidrio que actúan como prolongación de este espacio interior.

Los arquitectos Sol Madridejos y Juan Carlos Sancho han realizado un minucioso trabajo de diseño, ajustado y coherente al proyecto museográfico, que se había elaborado previamente, y el esfuerzo se traducirá en un hermoso edificio, rítmico y armonioso. Ciertamente se han convertido en uno de los equipos españoles más prestigiosos dentro del mundo de la arquitectura y sus proyectos han sido ya ampliamente reconocidos y premiados.

 

Excmo Ayto. de Alicante - Concejalía de Cultura